El despido (obligado) de Luis Puenzo por parte del presidente Alberto Fernández es un triunfo de la movilización de cineastas, estudiantes y trabajadores de la cultura que se movilizaron a la puerta del INCAA exigiendo su renuncia. Sufriendo y resistiendo la represión de la policía de Larreta que se llevó tres detenidos.


“La salida de Puenzo del INCAA no es el final sino el comienzo de las medidas que desde el sector cultural exigimos desde hace tiempo, y este fue un logro de la lucha en unidad de lxs trabajadorxs de la cultura” planteó Unidxs por la cultura en un comunicado el día de hoy. La movilización abre un camino que necesariamente debe continuar.

La despedida que le dió el cine a Puenzo es un primer paso y el camino para frenar el apagón cultural.

A 20 años de la rebelión popular de diciembre de 2001 el colectivo Contraimagen junto a artistas independientes expuso videos, fotografías, gráfica y archivos originales de las producciones artísticas y culturales que acompañaron estas movilizaciones. Desde una mirada anclada en un presente con altos índices de pobreza y desigualdad, falta de trabajo y nuevos pactos con el FMI la muestra 2001-2021 Aviso de incendio se propone rescatar de la historia experiencias de lucha para pensar las continuidades en los tiempos que corren.

Nuestras producciones

Accede a nuestras producciones
1/3 videos
1
La construcción del enemigo - 2016
La construcción del enemigo - 2016
2
Trailer: La internacional del fin del mundo
Trailer: La internacional del fin del mundo
3
Muestra "Bondi" de German Diaz .- CEAB.- Contraimagen + Indep.- Berisso
Muestra "Bondi" de German Diaz .- CEAB.- Contraimagen + Indep.- Berisso

Artículos

Vive junto a nosotros estas grandes
experiencias

Más de doscientos cincuenta asistentes disfrutaron de una gran muestra y presentación de “20 años de ContraImagen”.

Un relevamiento de distintas expresiones artísticas unidas al levantamiento popular en Chile de 2019

Desde diversos sectores se advierte sobre la continuidad de políticas de ajuste en el sector audiovisual y una cuenta regresiva hacia la pérdida del “fondo de fomento cinematográfico”